Basques

Inicio > Presentación

Presentación

"La Historia es una cosa extraña. Quién hubiera dicho hoy que vascos y navarros se encontraban en el siglo XVIII entre los grupos de servidores del rey más numerosos. Este fenómeno estuvo relacionado con los cambios que introdujo la nueva dinastía de los Borbones con respecto a la de los Austrias. Felipe V, para reforzar el gobierno efectivo del Rey, estableció instituciones más dependientes del Soberano y las pobló con hombres que no tenían bases de poder propias, sino que debían su posición al Monarca. Entre ellos se elevaron abundantes hidalgos norteños, en particular vascongados y navarros.

Unos provenían de familias de la nobleza media de las provincias, que tenían una trayectoria anterior de carreras al servicio del rey en la milicia, la judicatura o la corte, pero muchos otros eran simples hidalgos, que no gozaban de otra calidad que la hidalguía universal, propia de las provincias de Vizcaya y Guipúzcoa y de algunos valles del norte de Álava y de Navarra. Sociológicamente, se trataba, en muchos casos, de parentelas que habían prosperado en el comercio atlántico y americano, durante la segunda mitad del siglo XVII, y que a partir de ahí se elevaron al servicio del rey por diversos cauces, como las finanzas de la corona, la milicia en las guardias reales, cargos de confianza en palacio o empleos en las administraciones de la corte...". (Seguir leyendo)